RAZONES PARA COMER CARNE DE CONEJO

La carne de conejo es una importante fuente de proteínas

CARNE DE CONEJO, UNA CARNE PRIVILEGIADA

Alto contenido en fósforo y potasio

La carne de conejo es imprescindible en una dieta saludable y equilibrada porque tiene un alto contenido en fósforo, selenio y potasio. Además, contiene  otros nutrientes como hierro, zinc y magnesio.  La ingesta de este tipo de carne está indicada para cualquier persona pero es recomendable su consumo entre personas con hipertensión.

Carne de fácil digestibilidad

La carne de conejo es una carne muy digestiva gracias a su bajo contenido en colágeno. Y es precisamente esta fácil digestibilidad la que permite que esta carne sea idónea para la dieta de los niños. Asimismo, es muy beneficioso el consumo de carne de conejo entre personas con problemas en el aparato digestivo como la acidez de estómago o los digestiones difíciles.

Versatilidad gastronómica

Tradicional de nuestra cocina mediterránea, la carne de conejo tiene una gran versatilidad gastronómica, ya que admite una amplia variedad de formas de preparación y cocinado. Esta carne tan sabrosa en su preparación suele incorporar especias y hierbas aromáticas por lo que se puede prescindir de la sal en su preparación.

Bajo contenido en colesterol

Por sus características nutricionales, con un bajo contenido graso, la carne de conejo se clasifica dentro del grupo de las carnes magras junto al pollo, pavo, lomo de cerdo o ternera. Tiene un bajo contenido graso con una elevada calidad de los ácidos grasos. Además, tiene un contenido bajo de colesterol y es importante fuente de vitaminas B3, B6 y B12.