Conejo guisado con patatas

12/03/2013

Limpio el conejo, se pone una pequeña cantidad de manteca de cerdo en un recipiente o tartera, en donde se rehoga después de despedazado. Cuando empieza a dorarse se le añade caldo, vino blanco, una cucharada de perejil picado, otra de pimentón y otra de vinagre. Se le pone la sal necesaria, unos granos de pimienta, unas hojas de laurel y otra cucharada no muy llena de pan rallado. Cuando rompe el hervor se le añaden patatas mondadas y partidas en dos o tres pedazos. Debe ponerse también un poco de azafrán, pero no es de rigor, y puede suprimirse si no es del agrado de los comensales.